RUINAS CONTEMPORÁNEAS

Para entender las ruinas contemporáneas hemos visto necesario hacer un análisis de los distintos estados que comprenden la sociedad.

El estado principal se moldea a través de procesos compuestos por el estado económico, estado medioambiental, estado mental y estado social.

Estos cuatro estados cuando están en equilibrio se mantienen un consumo de bienes materiales y un impacto medioambiental equilibrado

Cuando se produce un auge económico aumentan el estado económico, el estado social (la sociedad esta receptiva entre sí), el estado mental (los individuos están satisfecho mentalmente porque no carecen de necesidades vitales). En cambio el estado medioambiental disminuye considerablemente (las grandes construcciones y la gran generación de residuos inorgánicos). Por lo tanto, aumentan el consumo y el impacto.

Cuando llega la crisis el estado económico disminuye junto con el estado mental (el individuo se encuentra con una inestabilidad mental), estado social. Por lo siguiente aumenta el estado medioambiental (se detienen las construcciones, la generación de residuos y se respeta medioambiente). Lo que conlleva el aumento desmesurado del impacto, ya sea el heredado más el creado que no se va consumir. Debido a la reducción del consumo.

Featured imageFeatured imageFeatured image

La sociedad opta por una reacción más comunista (no como ideología política, sino como actitud a considerar todo lo que es de todos). Si la sociedad reacciona con una actitud más comunista, tuvo que haber una reacción en el que lo común se reduce, y nos hace preguntar cuándo se produce esa pérdida de lo común.

Cuando nos encontramos en el auge económico o pre-crisis todo individuo es más autónomo sobre sus propiedades y ámbito que lo rodea. Su falta de tiempo libre y consciencia del consumismo y propiedad, crea una ambición que pierde el carácter de lo común en sus entornos. Tiene una reacción de supervivencia egoísta.

Llegada la depresión o crisis, el individual se encuentra en un momento de desamparo autónomo, buscando refugio en lo común y más accesible para él, reaccionando ante su instinto de supervivencia grupal.

En fase de equilibrio o post-crisis seria la ideal. Aún más si mantenemos la mentalidad de lo común de la crisis y aportando independencia por parte del individuo. Se crearía un equilibrio notable y de agrado en todo lo común, y respetándolo aún más que en la pre-crisis.Featured image

Por todo ello surge el compromiso medioambiental para reducir el impacto creado.

Como símil tenemos el texto de Ciudades Invisibles, Ciudad Leonia de Ítalo Calvino. La misma ciudad se crea de su basura acumulándola en sus alrededores y quedando rodeada de basura, que va creciendo en altura y extensión construyendo así su propio paisaje.

Featured image

Y también otra referencia de la película Wall-e, que se observar la  ciudad construida a base cubos de residuos inorgánicos que forman edificios pero no deja de ser una arquitectura inhabitable. Referencia obtenida.

Featured image

Como reacción a estas arquitecturas ruinas, Basurama crea un proyecto llamado 6000km.org que ubica en España una recopilación de edificaciones, urbanizaciones, infraestructuras que nunca han estado en uso, construcciones construidas y abandonadas. El proyecto las denomina ruinas-contemporáneas.

Featured image

El proyecto casastristes.org también localiza casas abandonadas o en desuso para que las personas “sin techo” puedan ilegalmente ocuparlas. actuando ante el panorama que estamos viviendo actualmente en España. Observamos que el proyecto solo en la ciudad de Barcelona  localiza sobre 50 viviendas.

Podemos decir que nacen proyectos para lo común, proyectos opta por el reciclaje residencial tras el boom económico vivido. Este compromiso social y medioambiental nos hace pensar que la sociedad se necesita entre sí para volver al estado en equilibrio deseado.

Featured image

Nos centramos en la reutilización de infraestructuras, concretamente en la Central Nuclear de Lemóniz, Vizcaya. Construida en los años 70, creado a partir de un ambicioso proyecto de Francisco Franco de hacer una España independiente energéticamente. Luego algunos partidos políticos si querían el funcionamiento de la central nuclear y otros no, junto con la presión social y sobretodo el enfrentamiento directo con la ETA, que creó atentados contra los empleados, incluso secuestrando y asesinando al ingeniero constructor del proyecto. Aparte de el temor a lo nuclear, se le sumaba el impacto visual en la costa de Vizcaya, colocada en  un lugar privilegiado en el borde de los acantilados de Vizcaya, impacto paisajístico a considerar notablemente. Por todo ello nunca llega a ponerse en funcionamiento esta central nuclear.

Featured image

Así que pasamos a realizar un análisis ucrónico (“y sí hubiese …”) de la central nuclear.

Si la central hubiese sido desmantelada, hubiese estado en funcionamiento algún periodo de tiempo y luego desmantelada de maquinara peligrosa etc.

O si la central hubiese sido abandonada (caso actual), que nunca haya estado en funcionamiento, sin ningún pasado de servicio nuclear.

Featured image

Vemos a través de nuestro análisis ucrónico cómo la sociedad y el individuo son influenciados por presiones mediáticas, alterando su estado psicológico y preocupaciones.

El individuo, manipulado por la subjetividad colectiva, seguirá su instinto de supervivencia grupal.